CEMENTERIO MUNICIPAL “SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN”

 

REGLAMENTO DE SERVICIOS

 

TÍTULO I

 

OBJETO

 

ARTÍCULO 1.- La gestión y explotación del Cementerio Municipal “Santísimo Cristo del Perdón” de Cuenca se llevará a cabo con estricta sujeción a lo dispuesto en el Decreto 72/1999, de 1 de junio, de Sanidad Mortuoria, de la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; en la Orden de 17 de enero de 2000 de dicha Consejería, que desarrolla el citado Decreto; en la legislación vigente sobre la materia; en el Pliego de Condiciones que rige la concesión, así como de acuerdo con lo dispuesto en este Reglamento.

 

Dicha gestión y explotación consistirá básicamente en lo siguiente:

a)      El cuidado, limpieza y acondicionamiento del Cementerio.

b)       La distribución y concesión de sepulturas, nichos, columbarios y parcelas para panteones.

c)       Los servicios de inhumación, exhumación, reducción, traslado de restos y, en su caso, incineraciones.

d)    La construcción y mantenimiento de las unidades de enterramiento, sus accesos y obras de urbanización.

e)      El registro oficial mediante libros foliados y sellados de las inhumaciones, exhumaciones, incineraciones y prácticas mortuorias que se realicen.

 

 

TÍTULO II

 

INHUMACIONES, EXHUMACIONES Y TRASLADOS

 DE CADÁVERES Y RESTOS

 

A) INHUMACIONES:

 

ARTÍCULO 2 .- La inhumación de cadáveres en el Cementerio Municipal se llevará a cabo con sujeción a lo previsto en el Titulo V del Decreto 72/1999 y de acuerdo a las siguientes reglas:

 

1.- Con carácter previo a la inhumación será preciso tener constancia del fallecimiento, mediante la documentación pertinente, que se entregará en la Oficina de Administración del Cementerio y que constará de:

a)     Licencia de enterramiento

b)    Autorización judicial, en los casos distintos de la muerte natural

c)     Parte suscrito por la empresa funeraria o familiares del difunto en el que constará: Nombre, apellidos y DNI  de éste; domicilio mortuorio; lugar y hora del fallecimiento; nombre, apellidos, DNI o NIF y domicilio del familiar titular de los derechos funerarios.

d)    En el supuesto de haberse producido el fallecimiento en otro término municipal, autorización expedida por el Servicio Regional de Salud de la Comunidad Autónoma correspondiente para el traslado.

2.- No se podrá proceder a la inhumación o cremación de un cadáver hasta pasadas 24 horas de su fallecimiento, ni después de las 48 horas, salvo en los supuestos expresamente contemplados en el Decreto 72/1999 y con las excepciones contenidas en el mismo.

3.- El servicio de inhumación deberá llevarse a cabo mediante personal debidamente uniformado, que mantendrá durante la ejecución del mismo la adecuada compostura y respeto ante los presentes.

4.- La obligación del Ayuntamiento respecto al fallecimiento de indigentes en su término municipal, prevista en el artículo 59.1 del Decreto 72/1999, será íntegramente asumida por el concesionario.

 

ARTÍCULO 3.- Si para poder llevar a cabo una inhumación en una sepultura, nicho o panteón que contenga cadáveres o restos fuera necesario proceder a su reducción, se efectuará esta operación, cuando así sea solicitada, en presencia del titular de aquellos o persona en quien delegue por escrito.

 

ARTÍCULO 4.- El número de inhumaciones sucesivas en cada una de las sepulturas, nichos, columbarios o panteones perpetuos sólo estará limitado por su capacidad respectiva, salvo la limitación voluntaria expresa y fehaciente dispuesta por el titular, ya sea en relación al número de inhumaciones o determinando nominalmente las personas cuyos cadáveres puedan ser enterrados en la sepultura, nicho, columbario o panteón de que se trate.

 

ARTÍCULO 5 .- En el momento de presentar un título para efectuar una inhumación se identificará la persona a favor de la cual se haya extendido. En todo caso, la persona que presente el titulo deberá justificar su intervención y legitimación a requerimiento del concesionario.

 

ARTÍCULO 6 .- Para efectuar la inhumación de un cadáver que no sea el del propio titular del derecho se requerirá la conformidad del titular y, en su ausencia, de cualquiera que tenga el derecho a sucederlo en la titularidad.

 

 

B) EXHUMACIONES

 

ARTÍCULO 7 .- Las exhumaciones se llevarán a cabo con los medios propios del concesionario y en la forma prevista en el Decreto 72/1.999.

Los trabajadores utilizarán guantes y mascarillas de protección en estos trabajos.

 

ARTÍCULO 8 .- Las exhumaciones generales o por causas imprevistas, para su traslado a otro municipio o bien para su nueva reinhumación o reducción en otro lugar (columbario, nicho, sepultura, panteón, osario) del Cementerio Municipal, se llevarán a cabo mediante el oportuno expediente, que se iniciará mediante comunicación fehaciente a los titulares o familiares del derecho si los hubiere, o, en su defecto, publicación en el Boletín Oficial de la Provincia y en un periódico de los de mayor difusión en el municipio, con una antelación mínima de dos meses.

Durante este plazo, los familiares y/o titulares de los derechos funerarios podrán presentar reclamaciones sobre los restos cadavéricos, así como sobre las ornamentaciones situadas en los lugares de enterramiento.

En las exhumaciones de restos de cadáveres enterrados en unidades temporales, el concesionario está obligado a comunicar a los titulares de los derechos funerarios, con al menos un mes de antelación, el vencimiento de dichos derechos, informándoles de las opciones de traslado y concediéndoles un mes de plazo para que decidan sobre la opción elegida. Transcurrido este plazo sin que se exprese opción alguna, los restos serán depositados en el osario general. 

 

ARTÍCULO 9 .- La exhumación de un cadáver solicitada a petición de parte requerirá autorización de la Delegación Provincial de la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha cuando el tiempo transcurrido desde su inhumación sea menor de 2 años o cuando, siendo este plazo mayor, la reinhumación vaya a realizarse fuera del mismo cementerio. La solicitud de la autorización deberá efectuarla algún familiar del difunto, acompañando la partida de defunción literal del fallecido o, en su defecto, certificación del Registro Civil acreditativa de que la causa fundamental de la muerte no se encuentra incluida entre las del grupo 1 del artículo 4 del Decreto 72/1.999.

 

ARTÍCULO 10.- Queda prohibida la exhumación de cadáveres pertenecientes al grupo 1 del artículo 4 del Decreto 72/1999.

 

ARTÍCULO 11.- Los cadáveres sin embalsamar pertenecientes al grupo 2 del artículo 4 del citado Decreto y los restos cadavéricos no se podrán exhumar durante los meses de junio a septiembre, ambos inclusive, ni antes de transcurridos dos años desde la inhumación, salvo autorización expresa de la Delegación Provincial de Sanidad.

 

ARTÍCULO 12.- Cuando la reinhumación se vaya a realizar en el mismo cementerio y el féretro se encuentre en mal estado, deberá sustituirse éste por un féretro aportado por los familiares del difunto y en el supuesto de restos se sustituirá por una caja de restos.

 

C) TRASLADOS DE CADÁVERES Y RESTOS

 

ARTÍCULO 13.- El transporte y traslado de cadáveres y restos, se realizará conforme a lo previsto en los artículos 60 y siguientes del Decreto 72/1999 de Sanidad Mortuoria.

El concesionario velará porque las empresas funerarias que presten los servicios correspondientes en los traslados observen los requisitos establecidos en el artículo 71 del Decreto 72/1999 y en el artículo 6 de la Orden de 17 de enero de 2000, poniendo en conocimiento del Ayuntamiento de Cuenca cualquier irregularidad que pudiera producirse.

 

ARTÍCULO 14.- Los sarcófagos o lápidas serán de materiales nobles y su colocación se efectuará sin que se produzcan afecciones con las colindantes, con las vías de acceso o con el desarrollo de la gestión del servicio.

En caso de incumplimiento de estas prescripciones, los precitados sarcófagos o lápidas serán levantados por el interesado, procediendo a su ejecución forzosa por el concesionario en el supuesto de que dichos requerimientos no sean atendidos en los plazos señalados al efecto.

El concesionario deberá comunicar a su titular cuando alguno de estos sarcófagos, lápidas, ornatos o revestimientos se encuentren en mal estado o puedan poner en peligro el desarrollo normal de la actividad o la seguridad de las personas, procediéndose de igual forma que en el párrafo anterior.

 

 

TÍTULO III

 

DERECHOS FUNERARIOS

 

ARTÍCULO 15.- Los derechos funerarios serán otorgados mediante titulo expedido por el órgano competente del Excmo. Ayuntamiento de Cuenca a propuesta del concesionario y conllevarán la asignación de un determinado nicho, columbario, sepultura o panteón, e implicarán sólo el derecho de ocupación de los mismos, correspondiendo la titularidad dominical únicamente al Excmo. Ayuntamiento de Cuenca, por lo que cualquier sepultura, panteón, nicho o columbario que se desocupe por voluntad de la familia o por vencimiento del plazo de la obligación pasará a pleno dominio del Ayuntamiento, quien lo pondrá de inmediato a disposición del concesionario para su nueva ocupación.

Los derechos funerarios no podrán ser objeto de comercio o venta.

 

ARTÍCULO 16.- Todo derecho funerario se inscribirá en el Libro Registro correspondiente, acreditándose mediante titulo expedido por el concesionario, junto con la orden de inhumación (en el supuesto de inmediata utilización), y en el que se hará constar:

1)     Identificación del derecho funerario asignado.

2)     Fecha de adjudicación.

3)     Nombre y apellidos del titular.

4)     Designación si se hubiese efectuado del beneficiario mortis causa.

5)     Derechos satisfechos

 

ARTÍCULO 17.- La capacidad de las distintas unidades de enterramiento quedará limitada en los siguientes términos:

·        Nichos perpetuos : Un solo cadáver

·        Nichos temporales: Un solo cadáver

·        Sepulturas perpetuas: Tres o cuatro cadáveres según su capacidad.

·        Columbarios perpetuos : Un solo cadáver reducido.

·        Columbarios temporales: Un solo cadáver reducido

 

ARTÍCULO 18.- Se podrán otorgar derechos funerarios sobre nichos, sepulturas o terrenos para construir panteones o mausoleos familiares o personales, sin que exista una inhumación inmediata y siempre que el concesionario disponga en todo momento para asignación inmediata de un número de unidades no inferior a 50 sepulturas, 100 nichos y terreno suficiente para cubrir las necesidades de construcción de nuevas unidades, en proporción equivalente a las necesidades mínimas de un año ordinario.

La asignación de terrenos para panteones o mausoleos se hará en las zonas que para ello se determinen previamente y bajo las normas y condiciones que a tal fin fije el Ayuntamiento. La construcción correrá enteramente a cargo del beneficiario, sobre proyecto técnico que se deberá someter a licencia municipal previa, serán de materiales nobles y cumplirán, además de las condiciones estéticas, todos los requisitos establecidos por la normativa vigente, en especial los que se refieren a la ventilación de gases y descarga de líquidos.

Por tratarse de una concesión, estos derechos no serán objeto de comercio o venta.

 

ARTÍCULO 19 .- Los títulos de derechos funerarios podrán otorgarse:

a)     A nombre de una sola persona física.

b)    A nombre de una comunidad o asociación religiosa o establecimiento asistencial u hospitalario reconocidos por la Administración y para uso de sus miembros, acogidos o empleados.

c)     A nombre de corporaciones, fundaciones, o entidades legalmente constituidas y para el uso exclusivo de sus miembros y empleados.

d)    A nombre de los dos cónyuges.

e)     A nombre del concesionario y para el solo cumplimiento del punto 4 del artículo 2 de este Reglamento

 

ARTÍCULO 20.- En ningún caso podrán ser titulares de derechos funerarios las compañías de seguros de previsión y similares y, por tanto, no podrán tener efectos ante el Ayuntamiento ni ante el concesionario las cláusulas de las pólizas o contratos que concierten, si pretenden cubrir otros derechos que no sean el de proporcionar a los asegurados el capital necesario para abonar el derecho funerario de que se trate.

 

ARTÍCULO 21.- En caso de deterioro, sustracción o pérdida de un título funerario, se expedirá un duplicado, previa solicitud del interesado.

Los errores en el nombre o de cualquier otro tipo que se adviertan en los títulos funerarios se corregirán a instancia de su titular y previa justificación y comprobación.

 

ARTÍCULO 22.- La asignación de nichos, columbarios, sepulturas y panteones se llevará a cabo por riguroso orden correlativo de asignación.

La duración de los derechos funerarios será la siguiente:

a)     Panteones: A perpetuidad

b)    Sepulturas en propiedad: A perpetuidad

c)     Nichos en propiedad: A perpetuidad

d)    Nichos temporales: 10 años

e)     Columbarios temporales: 10 años

f)      Columbarios en propiedad: A perpetuidad

La inhumación en panteones requerirá la comprobación por los Servicios de la Delegación Provincial de Sanidad de que éstos reúnen las condiciones sanitarias adecuadas, de conformidad con el Decreto 72/1999 de Sanidad Mortuoria.

Los derechos funerarios de carácter temporal caducarán a los 10 años contados desde la fecha del enterramiento, por lo que transcurrido dicho plazo serán exhumados los restos y se procederá conforme a lo dispuesto en el artículo 8 párrafo 3.

 

ARTÍCULO 23.- La duración de los derechos funerarios señalada en el articulo anterior para los nichos o columbarios temporales será improrrogable, no obstante podrán renovarse por una sola vez estos derechos por otros 10 años más y siempre que se paguen los derechos correspondientes a tal renovación. Al finalizar este plazo, los restos existentes en el nicho o columbario de que se trate, recibirán el destino que decida la familia o se trasladarán al osario general.

 

ARTÍCULO 24.- Las obras y ornamentaciones que se realicen en las distintas unidades de enterramiento, sean o no de carácter artístico, se considerarán de propiedad municipal y revertirán gratuitamente a favor del Ayuntamiento de Cuenca al extinguirse el derecho funerario concedido y no podrán ser retiradas sin autorización expresa de éste. La conservación y mantenimiento de éstas, serán de cuenta y cargo de los titulares del derecho funerario.

 

ARTÍCULO 25.-  El disfrute de un derecho funerario llevará implícito el previo pago de la exacción correspondiente, de acuerdo con la Ordenanza Fiscal aprobada para el momento en esa materia.

 

ARTÍCULO 26.- Al producirse la muerte del titular de un derecho funerario tendrán derecho a la transmisión a su favor, por este orden, los herederos testamentarios, el cónyuge superviviente o, si falta éste, las personas a quienes corresponda la sucesión intestada.

 

ARTÍCULO 27.- Se estimarán válidas las cesiones a titulo gratuito de los derechos funerarios señalados efectuadas por “actos intervivos” a favor de familiares del titular, en línea directa y colateral hasta el cuarto grado, ambos por consanguinidad y hasta el segundo grado por afinidad.

 

TÍTULO IV

 

LIBROS DE REGISTRO

 

ARTÍCULO 28.- El concesionario estará obligado a llevar los correspondientes Libros de Registro del Cementerio, que serán previamente aprobados, foliados y sellados por el Ayuntamiento de Cuenca y estarán en todo momento a disposición de éste.

Los Libros de Registro serán:

a)     Libro de Registro de Nichos, Sepulturas, Columbarios y Panteones.

b)    Libro de Registro de Servicios.

 

ARTÍCULO 29 .- En los Libros Registro de Nichos, Sepulturas, Columbarios y Panteones se hará constar:

a)     Identificación completa del nicho, columbario, sepultura o panteón.

b)    Fecha de adjudicación del derecho.

c)     Características de la adjudicación

d)    Nombre, apellidos, domicilio y DNI del titular

e)     Nombre, apellidos, domicilio y DNI del beneficiario, si se hubiese designado.

f)      Transmisiones posteriores si se hubiesen producido.

g)     Inhumaciones, exhumaciones y traslados que se hubiesen producido, con indicación de la fecha, nombre y apellidos del cadáver o restos de que se trate.

 

ARTÍCULO 30 .- El Libro de Registro de Servicios, de acuerdo a la Disposición Adicional Segunda del Decreto 72/1999 y del artículo 4 de la Orden de 17 de Enero de 2000 contendrá los siguientes datos:

1.     Comunes:

a)     Número de registro.

b)    Difunto o persona a quien pertenecían los restos con especificación de nombre, apellidos, sexo, edad, DNI, domicilio, municipio y provincia de residencia habitual.

c)     Fecha, hora, localidad y provincia de la defunción.

d)    Causas de la muerte.

e)     Facultativo que firma el certificado de defunción, con especificación de nombre, apellidos y número de colegiado.

f)      Familiar o representante legal del fallecido con especificación de nombre, apellidos, domicilio completo, DNI, municipio, código postal y provincia.

2.     Específicos:

A) Crematorios:

a)     Fecha y hora en que se realiza el servicio.

b)    Funeraria o persona que entrega el cadáver o restos.

c)     Persona a la que se le hace entrega de las cenizas: nombre y apellidos, DNI, domicilio habitual (calle, número, código postal y provincia).

 

B) Cementerios:

a)     Fecha y hora en que se realiza el servicio.

b)    Tipo de servicio: inhumación, exhumación o reinhumación

c)     Funeraria que entrega o recibe el cadáver o restos

d)    Lugar de inhumación o reinhumación en el propio cementerio o lugar de destino.

 

ARTICULO 31 .- Los Libros de Registro de Servicios llevados en soporte informático, contemplados en el punto 2 de la Disposición Adicional Segunda del Decreto 72/1999, habrán de cumplir los siguientes requisitos:

a)     Recoger todos los datos especificados en cada caso, recogidos en el articulo anterior.

b)    Permitir la generación de ficheros y listados con la estructura solicitada por las autoridades competentes con fines estadísticos o de estudio, manteniendo el absoluto anonimato de las personas registradas.

c)     Disponer de un plan de seguridad para el acceso a la información.

d)    Trasladar los registros a soporte papel al menos una vez al mes, formando un conjunto debidamente encuadernado, que permita garantizar la confidencialidad de los datos y que impida la alteración o sustitución de las hojas, en las que constará su fecha de impresión.

e)     Permitir durante las inspecciones previstas en el Decreto 72/1999, en lo referente a estos registros, las consultas en pantalla, en soporte de papel o copia en soporte informático.

 

La creación de estos ficheros automatizados cuando se refiera a personas, se ajustará a lo previsto en la Ley 15/1999 sobre protección de datos de carácter personal.

 

ARTÍCULO 32 .- El concesionario expedirá, firmadas y selladas por el órgano competente del Ayuntamiento, las certificaciones que por orden judicial o a petición de particulares se soliciten sobre los cadáveres o restos cadavéricos inhumados en el Cementerio Municipal, sus posteriores exhumaciones, incineraciones, reinhumaciones o traslados y sus correspondientes lugares de enterramiento.

 

TÍTULO V

 

HORARIO DEL CEMENTERIO

 

ARTÍCULO 33 .- Los servicios del Cementerio se prestarán todos los días del año de lunes a domingo en los horarios que determine el órgano competente del Ayuntamiento.

Cualquier modificación de los horarios establecidos requerirá la aprobación previa del Excmo Ayuntamiento de Cuenca.

 

TITULO VI

 

RELACIONES ENTRE EL AYUNTAMIENTO DE CUENCA  Y EL CONCESIONARIO

 

ARTÍCULO 34 .- El concesionario llevará a cabo la gestión del Cementerio Municipal bajo la denominación de “Ayuntamiento de Cuenca. Servicio Municipal de Cementerio”, pudiendo añadir nombre, firma y logotipo del concesionario.

               Toda la documentación y sellos oficiales llevarán impresa la denominación de  Excmo Ayuntamiento de Cuenca. Cementerio Municipal”, debiendo ser aprobados por el Ayuntamiento concedente.           

              

ARTÍCULO 35.- El concesionario tendrá a disposición de los usuarios un Libro de Reclamaciones foliado y sellado por el Ayuntamiento.

               Producida alguna reclamación, el concesionario tendrá obligación de ponerla en conocimiento del Ayuntamiento, junto con un breve informe de los hechos ocurridos, en el plazo máximo de 10 días a contar desde la fecha en que aquélla se produjo.

 

ARTÍCULO 36.- El personal de que disponga el concesionario para la gestión del Cementerio, entre el que obligatoriamente estará un encargado de su administración, deberá ir correctamente uniformado, con modelo de uniforme y ropa de trabajo aprobado por el Ayuntamiento y con la indicación indeleble de “Excmo Ayuntamiento de Cuenca, Cementerio Municipal”, junto con el escudo oficial del Ayuntamiento.

 

ARTÍCULO 37 .- El concesionario será único responsable de los daños y reclamaciones que durante su gestión pudieran realizarse en el Cementerio, tanto de los servicios prestados, como de las obras y ornatos allí depositados.

 

 

TÍTULO VII

 

CUIDADO, LIMPIEZA Y ACONDICIONAMIENTO DEL CEMENTERIO

 

ARTÍCULO 38.- El concesionario estará obligado a mantener las instalaciones del Cementerio Municipal en perfectas condiciones de higiene seguridad y ornato, siendo responsable directo de su mantenimiento y policía.

 

ARTÍCULO 39 .- Las obras e instalaciones que se realicen en el Cementerio cumplirán las condiciones de accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas previstas en la Ley 1/1994, de 24 de Mayo, de Eliminación de Barreras de Castilla La Mancha.